¿Qué sucede cuando envejecemos?

Envejecer es aprender. No en vano, diferentes culturas en todo el mundo consideran a sus mayores como fuente de sabiduría y, por ello, los tratan con su merecido respeto. Por ejemplo, en Hawái se utiliza la palabra kupuna (o, en plural, “kūpuna”) para hablar de las personas mayores, con tres significados diferentes. En primer lugar, con esa palabra se refieren a un anciano como el líder de su familia y de su comunidad. En segundo lugar, “kūpuna” son todos los ancestros que han servido de guía para la comunidad, gracias a su sabiduría espiritual. Por último, “kupuna” significa “el origen”, el punto de comienzo. En Japón, incluso festejan con sus mayores el “kanreki”, una fiesta dedicada a sus mayores en su 60º cumpleaños. Todos estos rasgos culturales tienen un porqué. La edad es un reflejo de la sabiduría y los años traen conocimiento y experiencias. Sin embargo, el paso del tiempo también trae enfermedades y problemas asociados al envejecimiento. ¿Qué sucede en el organismo al envejecer, para que se presenten estas patologías asociadas?

Alteraciones en el genoma y el epigenoma

Diariamente, nuestro organismo se ve bombardeado por diferentes agentes biológicos, físicos y químicos, que afectan a la integridad del ADN. Estos agentes son, desde la radiación ultravioleta hasta infecciones por bacterias y hongos. Por suerte, nuestras células disponen de una gran variedad de herramientas que utiliza para detectar y reparar los daños. O, al menos, casi todos los fallos. Los mecanismos de detección y corrección de errores en el ADN no tienen una efectividad del 100% y, por ello, muchos errores son ignorados. De este modo, con los años se comienzan a acumular errores en nuestro genoma, promoviendo la aparición de células cancerosas y haciendo que nuestros tejidos no funcionen correctamente. De igual modo, se produce una acumulación de alteraciones en nuestro epigenoma, un elemento crucial para la correcta expresión del genoma.

Acortamiento de los telómeros

Una de las alteraciones moleculares más características del envejecimiento es el acortamiento de los telómeros, las estructuras cromosómicas terminales. Estas regiones, formadas por secuencias de ADN altamente repetidas, son esenciales para mantener la estabilidad estructural de los cromosomas.

El problema principal de los telómeros es que, tras cada división celular, se acortan, generando moléculas de ADN cada vez más inestables y propensas a acumular daños. Esto, sumado a la alta sensibilidad de los telómeros a los daños causados por agentes externos, se ha relacionado con la aparición de diferentes enfermedades, como la fibrosis pulmonar idiopática.

Pérdida del equilibrio proteico

Nuestro organismo tiene una serie de mecanismos que utiliza, por un lado, para plegar correctamente sus proteínas de forma tridimensional y, por otro, para eliminar o reciclar todas las proteínas que no funcionan correctamente. Con el paso de los años, estos mecanismos comienzan a ser menos efectivos, lo que se traduce en una acumulación en las células de proteínas mal plegadas.

 

La acumulación de ciertas proteínas, puede resultar tóxico para la célula, poniendo en riesgo su integridad. Es el caso de la enfermedad de Alzheimer, patología asociada al envejecimiento en la que se observa acumulación de algunas proteínas en las células del sistema nervioso.

Detección irregular de nutrientes y problemas de comunicación entre células

Los nutrientes son imprescindibles para la correcta función celular y tisular y, por ello, nuestro organismo dispone de sistemas de detección de la disponibilidad de nutrientes para asegurarse de cada célula recibe los nutrientes necesarios. De igual modo, nuestro organismo es capaz de adaptarse a las situaciones que modifican la disponibilidad de nutrientes, gracias a algunas rutas hormonales. La efectividad de todos estos sistemas disminuye con el envejecimiento y, con ello, la comunicación entre células se ve alterada.

Fallos en la función mitocondrial

Gracias a las mitocondrias, nuestro organismo es capaz de generar energía en forma de ATP, a partir de oxígeno y algunas otras moléculas. Durante la función mitocondrial, se producen una serie de moléculas, conocidas como “especies reactivas del oxígeno”, que pueden resultar dañinas si se acumulan. El problema es que, en situaciones de estrés, se producen mayores cantidades de estas sustancias dañinas, que afectan al genoma mitocondrial. Por ello, con los años, el número de mitocondrias funcionales en nuestras células y su actividad se ven disminuidas y, con ellas, la disponibilidad energética de los tejidos.

Senescencia celular

La senescencia celular es un estado célular esencial en la prevención del cáncer y sirve para frenar la proliferación de algunas células cuando ya no son necesarias. Sin embargo, en personas mayores, la senescencia celular, lejos de ser un mecanismo beneficioso para el organismo, se transforma en un problema. Con los años, se produce una acumulación de daños en las células de nuestro organismo. Por ello, muchas de ellas comienzan el proceso de senescencia celular, pudiendo causar fallos en los diferentes tejidos.

Agotamiento de las células madre

Cada tejido y órgano dispone de una cantidad limitada de células madre. Estas células son utilizadas para regenerar los tejidos frente a los daños que puedan recibir, así como para  generar nuevas células en caso de necesitarlas. En un tejido envejecido, la reserva de células madre está mermada y, por tanto, la capacidad regenerativa del tejido se ve disminuida.

Igual que la suma de las experiencias es la que transforma a un joven inexperto en un “kupuna”, la suma de todos los factores asociados al envejecimiento son los que modifican nuestro organismo con el paso de los años. Por suerte, en los últimos años se está investigando mejor la causa tras los factores bioquímicos y fisiológicos asociados al envejecimiento. El objetivo es encontrar formas de mejorar la calidad de vida de nuestros “kūpuna”, para que puedan seguir compartiendo su experiencia con el resto de nosotros mejor y durante más tiempo.

Bibliografía:

Partridge L, Deelen J, Slagboom PE. Facing up to the global challenges of ageing. Nature. 2018 Sep;561(7721):45-56. doi: 10.1038/s41586-018-0457-8.

López-Otín C, Blasco MA, Partridge L, Serrano M, Kroemer G. The hallmarks of aging. Cell. 2013 Jun 6;153(6):1194-217. doi: 10.1016/j.cell.2013.05.039.

 

Longevity World Forum celebrará su tercera edición los próximos 19 y 20 de noviembre en Valencia

  • El evento referente a nivel mundial sobre longevidad y envejecimiento saludable tendrá lugar la tercera semana de noviembre

El comité de organización del Longevity World Forum ha confirmado las fechas del 19 y 20 de noviembre para la celebración de la tercera edición del congreso referente a nivel mundial sobre envejecimiento saludable y longevidad. Además, la cita tendrá lugar en la ciudad de Valencia, repitiendo ubicación tras el éxito de sus dos primeras celebraciones.

La ciudad de Valencia servirá por tercer año consecutivo como punto de encuentro para la comunidad científica mundial en el Longevity World Forum, así como para agentes de la industria procedentes de diferentes países, cuyo trabajo está relacionado con el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento saludable. Por otro lado, también habrá un espacio para la sociedad donde se explicarán los últimos avances y descubrimientos en materia de envejecimiento saludable. Así la longevidad humana volverá a ser abordada desde distintas perspectivas, generando conocimiento multidisciplinar y mostrando los últimos avances científicos y tecnológicos en esta materia.

La organización del Longevity World Forum, que vuelve a escoger el mes de noviembre para la celebración del encuentro, aspira a superar el buen resultado de sus dos primeras ediciones, cuando contó con más de 400 personas asistentes y un programa que incluía a más de 20 ponentes de primer nivel.

Así, el Longevity World Forum seguirá apostando por referentes en envejecimiento saludable y longevidad a nivel nacional e internacional. En este sentido, en ediciones anteriores se contó con expertos como María Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas; Pura Muñoz, doctora en bilogía y premio de Investigación Médica Jaime I; Aubrey de Grey, gerentólogo y fundador de SENS Research Foundation; Alvaro Pascual-Leone, profesor de neurología de la Facultad de Medicina de Harvard; Manuel Serrano, doctor y catedrático ICREA; o Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore.

Con todo, el Longevity World Forum es considerado el foro de referencia por la comunidad científica internacional y consolida a su vez a Valencia como una de las capitales científicas del mundo. Las personas interesadas en asistir pueden gestionar su registro a través de la web oficial: www.longevityworldforum.com.

La comunidad científica internacional concluye en Valencia que el envejecimiento es modificable con una actuación temprana

El Longevity World Forum, congreso internacional sobre envejecimiento saludable, se ha consolidado al cerrar su segunda edición en Valencia, donde ha reunido a referentes de la comunidad científica mundial para reflexionar sobre los avances y los retos que plantea esta materia. Todas las personas que han intervenido durante las tres jornadas de este encuentro han coincidido en que es posible modificar la manera de envejecer, siempre mediante una actuación temprana y personalizada.

“La eterna juventud no es un objetivo realista, pero empieza a haber acciones basadas en evidencias científicas para frenar o retrasar el envejecimiento”, ha afirmado Manuel Pérez Alonso, catedrático de genómica y miembro del comité organizador, en el cierre del congreso; cuando también ha puesto el acento en la restricción calórica y el control de la senescencia como buenas estrategias probadas en ensayos preliminares.

Sin embargo, las cuestiones implicadas en este sentido van más allá. Siguiendo con las palabras de Pérez Alonso: “Estos días hemos visto que es necesario seguir investigando porque el sexo, la composición genética de cada persona, su alimentación o, incluso, el momento en que realiza una intervención terapéutica influye en que dichas estrategias tengan un mayor o menor éxito. Todo apunta, por tanto, a que la medicina de precisión tendrá un papel fundamental en un futuro próximo”.

Asimismo, el Longevity World Forum ha abordado la innovación en longevidad, lo cual ha servido para mostrar que los avances en este ámbito “no solo vendrán de la mano de la biología, sino también de la ingeniería y la tecnología”. De hecho, en esta cita se han compartido ejemplos sobre cómo la inteligencia artificial es clave para interpretar datos acerca del estado de salud de las personas. El pleno desarrollo de dicho potencial requiere una inversión desde el sector privado, pero también del apoyo por parte del sector público a través de políticas que aseguren una buena calidad de vida, sobre todo teniendo en cuenta que “somos una sociedad cada vez más envejecida” y que “la edad es el principal factor de riesgo para todas las enfermedades crónicas”, según ha apuntado Pérez Alonso.

El Longevity World Forum se ha celebrado por segundo año consecutivo desde su estreno en 2018 y ha vuelto a reunir a los/as principales profesionales cuyos trabajos están relacionados con la longevidad. En clave nacional, ha sido el caso de María Blasco, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO); Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS); Pura Muñoz, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC); Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona).

Por su parte, también han venido desde otros países Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos); Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.); Mirka Uhlirova, del Grupo de Excelencia para la Investigación del Envejecimiento (CECAD) de la Universidad de Colonia (Alemania);  Bruno Vellas, doctor de la Unidad de Envejecimiento del Hospital Universitario Gerontopole de Toulouse (Francia); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as. Además, se ha contado con el caso experimental de Liz Parrish, la “paciente cero” de la primera terapia génica contra el envejecimiento, la cual no cuenta actualmente con la validez de ningún organismo científico internacional.

Liz Parrish muestra las terapias génicas como fórmula exitosa para aumentar la longevidad

A Liz Parrish le asaltaron dudas sobre las enfermedades en el ser humano cuando su hijo fue diagnosticado de diabetes tipo 1. Esto le llevó, finalmente, a someterse a una terapia génica pionera en el mundo que está probando cómo se pueden combatir las dolencias asociadas a la edad. Así, es considerada la “paciente cero” de un proceso sin precedentes que está desarrollando desde BioViva Science, la compañía de biotecnología que dirige. Este caso experimental, que no ha sido validado ni avalado por ningún organismo científico internacional, ha sido presentado en el Longevity World Forum, congreso internacional sobre envejecimiento saludable que está celebrando su segunda edición en Valencia.

En concreto, la terapia génica de Liz Parrish centra su actuación en la telomerasa, que mejora la estabilidad genómica, reduce la senescencia y puede llegar a prevenir el cáncer; la folistatina, que aumenta y mejora la masa muscular, así como mengua la fragilidad; y el klotho, una enzima que optimiza las funciones cerebrales y elimina el daño causado por el estrés oxidativo; según ha explicado la propia CEO de BioViva Science. Asimismo, ha adelantado que en 2020 empezarán a trabajar con la proteína PGC-1alpha, ya que piensan que podría ayudar a tratar la demencia o el Parkinson.

La última jornada del Longevity World Forum, centrada en aspectos socio-económicos de la longevidad y en las pautas probadas para un envejecimiento saludable, se completa con las intervenciones de Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.), o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); María Trinidad Herrero Ezquerro, Catedrática de Anatomía de la Universidad de Murcia, directora del Instituto de Envejecimiento de Murcia; o Pedro Almaida, doctor del grupo de Cronobiología de la Universidad de Murcia; entre otros/as ponentes.

Referentes científicos reivindican que la medicina debería centrarse en la calidad de vida durante el envejecimiento

La segunda jornada del Longevity World Forum, congreso internacional sobre envejecimiento saludable, ha servido para compartir las últimas investigaciones que se están desarrollando en materia de longevidad. Los profesionales participantes han explicado sus diferentes aproximaciones a esta materia y han hecho hincapié en la necesidad de enfocar la medicina hacia garantizar la calidad de vida en la vejez, ya que de un tiempo a esta parte el impacto de las enfermedades crónicas ha sido mayor que el aumento de la esperanza de vida.

En este sentido, Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos), ha indicado que no es posible detener el envejecimiento, pero sí retrasarlo o ralentizarlo. En concreto, él ha presentado la restricción calórica como una de las intervenciones posibles: aunque no se han aplicado estrategias concretas en personas, se están obteniendo interesantes resultados en ensayos clínicos.

Por su parte, Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), y Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) han centrado la atención en las terapias senolíticas, es decir, aquellas dedicadas a reducir la acumulación de células senescentes propia de la edad o, incluso, a eliminarlas. Esto podría resultar como un mecanismo para la supresión de tumores o la prevención de la fibrosis pulmonar.

Asimismo, Carlos F. Sánchez también ha apuntado que la senescencia se puede detectar en enfermedades cardiovasculares. Su intervención se ha centrado en apuntar los factores que marcan la edad vascular y la importancia que las células endoteliales tienen en ella, así como la relación que existe entre su disfunción con la alteración del sistema inmunitario y el estrés oxidativo.

La sesión vespertina del Longevity World Forum ha servido para presentar diferentes iniciativas que desde la industria se están desarrollando en el ámbito de la longevidad gracias al I+D+i. Ha sido el caso de la medicina senolítica que está desarrollando Senolytic Therapeutics, Inc. (Boston), las imágenes médicas ofrecidas por QUIBIM (Valencia), la reprogramación epigenética que trabajan desde Turn Biotechnologies, Inc. (EE.UU.), o el intercambio de datos personales del genoma promovido por Cambridge Precision Medicine Ld. (Reino Unido).

La última jornada del Longevity World Forum tendrá lugar el viernes 15 de noviembre, en el Palacio de Congresos de Valencia, y se centrará en los aspectos socio-económicos de la longevidad y en las pautas probadas para un envejecimiento saludable. Para ello, intervendrán Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.), o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as ponentes. Además, se expondrá el testimonio de Liz Parrish, la “paciente cero” de la primera terapia génica exitosa contra el envejecimiento.

Los últimos avances para una mayor y mejor esperanza de vida se presentan en Valencia con motivo del Longevity World Forum

Un congreso científico y, a la vez, un espacio en el que conectar con la sociedad para compartir los últimos avances logrados para una mayor y mejor esperanza de vida. En resumidas cuentas, este es el objetivo del Longevity World Forum, el foro internacional sobre longevidad humana que por segundo año ha elegido Valencia como su sede. En concreto, las jornadas centrales tendrán lugar los días 14 y 15 de noviembre en el Palacio de Congresos de la ciudad.

“Se trata de un congreso que comprende a todas las partes implicadas en esta materia, desde la academia hasta la industria. La administración pública tiene responsabilidad sobre el envejecimiento, ya que hemos de cuidar por el bienestar de la población. Una sociedad más longeva es un reto para el estado de bienestar y una oportunidad para el desarrollo económico. Es un honor contar con profesionales de primer nivel aquí, en Valencia, para compartir conocimiento”, ha explicado Carolina Pascual Villalobos, consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, en la inauguración de la presente edición.

Por su parte, Mercedes Hurtado, presidenta del Ilustre Colegio de Médicos de Valencia, ha destacado la importancia de “intercambiar experiencias, conocimiento y estrategias” con vistas a ganar calidad de vida. “Frenar el envejecimiento siempre ha sido una inquietud para la humanidad. Trabajar conjuntamente en este sentido es sinónimo de éxito”, ha afirmado. Asimismo, Manuel Pérez Alonso, catedrático de genómica de la Universitat de València y miembro del comité de organización, ha remarcado la necesidad de un congreso así. “Hemos de comunicar a la sociedad un tema tan importante como la longevidad. Somos uno de los países más longevos y, en breve, ascenderemos en la clasificación mundial. Esperamos vivir más y hacerlo con más salud, que envejecer deje de asociarse con padecer enfermedades”, ha concluido.

Un congreso con una visión holística

El Longevity World Forum se divide en diferentes bloques temáticos que permitirán explicar la innovación científica que se está aplicando actualmente en el campo de la longevidad y analizar los efectos socio-económicos que implica una esperanza de vida creciente, entre otras cuestiones. Para ello, se contará con participantes del nivel de Pura Muñoz, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), quien este año ha recibido el Premio de Investigación Médica Jaume I por sus aportaciones en los mecanismos moleculares del envejecimiento; o Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), quien acaba de descubrir que el principio activo del extracto de la Digitalis o dedalera es capaz de eliminar de forma selectiva las células senescentes.

En clave internacional destacan nombres como el de Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos); Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.);  Bruno Vellas, doctor de la Unidad de Envejecimiento del Hospital Universitario Gerontopole de Toulouse (Francia); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as. Además, se expondrá el testimonio de Liz Parrish, la “paciente cero” de la primera terapia génica exitosa contra el envejecimiento.

Apertura con un simposio internacional en el Centro de Investigación Príncipe Felipe

La segunda edición del Longevity World Forum ha comprendido un simposio a modo de apertura, el cual tuvo lugar en el Centro de Investigación Príncipe Felipe en la tarde del miércoles 13 de noviembre. En esta cita se compartieron nuevos modelos de investigación sobre longevidad de la mano de referentes como María Blasco, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), cuyo equipo ha logrado recientemente aumentar la longevidad sin intervención genética en modelos de ratón nacidos con telómeros más largos de lo habitual.

Valencia se consolida como capital científica mundial del envejecimiento saludable

La organización del Longevity World Forum ha decidido que Valencia sea su sede por segundo año consecutivo, lo cual la consolida como capital científica mundial del envejecimiento saludable. Referentes internacionales se darán cita en esta ciudad durante los días 13, 14 y 15 de noviembre para explicar la innovación científica que se están aplicando actualmente en el campo de la longevidad y analizar los efectos socio-económicos que implica una esperanza de vida creciente.

Pilar Bernabé, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, ha destacado en la rueda de prensa de presentación oficial que ha acogido el consistorio que un congreso de estas características supone una gran oportunidad para la ciudad. “Creemos que reunimos los requisitos perfectos para ser punteros en este sentido y que como institución más cercana a la ciudadanía tenemos unas competencias directas sobre el bienestar de las personas mayores. Por tanto, es muy importante abordar las investigaciones para su posterior aplicación, como también promover la concienciación social sobre envejecer de forma saludable”, ha concluido.

Justamente, Manuel Pérez Alonso, doctor en Genómica de la Universitat de València y representante del comité de organización, ha hecho hincapié en la vertiente social del Longevity World Forum. En sus palabras: “No solo es un encuentro para profesionales de la ciencia, sino para que la ciudadanía conozca qué hay de nuevo en este campo de investigación. Cada vez hay más avances que predicen que en un futuro próximo podremos frenar el envejecimiento”.

Por su parte, José Viña, doctor en Fisiología de la Universitat de València y representante del comité científico, ha señalado la necesidad de un congreso como el Longevity World Forum teniendo en cuenta que “está previsto que en apenas cuatro años seamos la sociedad más longeva del mundo”, así como también ha resaltado la calidad de los/as ponentes que participan en esta segunda edición. “Es una ocasión única para acercarse a grandes científicos y científicas que trabajan en grupos de investigación referentes en el mundo”, ha explicado.

Las principales voces de autoridad sobre longevidad

Entre las personas participantes en el Longevity World Forum destacan María Blasco, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), cuyo equipo ha logrado recientemente aumentar la longevidad sin intervención genética en modelos de ratón nacidos con telómeros más largos de lo habitual; o Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), quien acaba de descubrir que el principio activo del extracto de la Digitalis o dedalera es capaz de eliminar de forma selectiva las células senescentes.

Además, se contará con la intervención de Pura Muñoz, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), quien este año ha recibido el Premio de Investigación Médica Jaume I por sus aportaciones en los mecanismos moleculares del envejecimiento; y de Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) liderando investigaciones sobre senescencia y plasticidad celular.

En clave internacional destacan nombres como el de Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos); Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.); Mirka Uhlirova, del Grupo de Excelencia para la Investigación del Envejecimiento (CECAD) de la Universidad de Colonia (Alemania);  Bruno Vellas, doctor de la Unidad de Envejecimiento del Hospital Universitario Gerontopole de Toulouse (Francia); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as. Además, se contará con el testimonio de Liz Parrish, la “paciente cero” de la primera terapia génica exitosa contra el envejecimiento.

Una materia en pleno auge

El envejecimiento saludable es una cuestión que interesa a cada vez más empresas. Prueba de ello es que el número de entidades internacionales que trabajan en esta línea no deja de crecer. Algunas de las más potentes ya se han implicado en el Longevity World Forum, como Calico, la empresa biotecnológica de Google; General Electric Healthcare; la división de soluciones médicas de dicha compañía multinacional; o Siemens Healthineers, un grupo de empresas de tecnología médica. Con todo, España se está convirtiendo el foro mundial por excelencia sobre envejecimiento saludable.

Liz Parrish visita España para contar su experiencia como “paciente cero” de la primera terapia génica exitosa contra el envejecimiento

Fue la primera, pero ya no es la única. Liz Parrish, fundadora y directora ejecutiva de BioViva Science, se sometió el pasado 2015 a dos terapias génicas experimentales que estaba desarrollando su propia compañía, convirtiéndose así en la “paciente cero” que ha demostrado el éxito de la activación de la telomerasa en un ser humano. Según informan desde la propia empresa, hace unos meses que más personas están participando en este mismo proceso.

Dichos tratamientos que BioViva Science y su empresa asociada Integrated Health Systems (IHS) están llevando a cabo en la ciudad de Monterrey (México) centrarán parte de la charla que Liz Parrish ofrecerá el próximo 15 de noviembre en Valencia con motivo del Longevity World Forum, el congreso internacional sobre envejecimiento saludable y esperanza de vida que ha vuelto a elegir esta ciudad como sede para su segunda edición.

Asimismo, durante su intervención Liz Parrish informará sobre el método AAV (Adeno Associated Virus), que integra fragmentos de ADN preprogramados en el ADN nuclear para estimular la producción de determinadas proteínas que dejan de producirse con el envejecimiento y que son necesarias para retrasar la aparición de enfermedades crónicas asociadas a la vejez. Además, dará a conocer una investigación que BioViva Science está realizando junto con la Universidad Rutgers de Nueva Jersey (Estados Unidos) para diseñar una “vacuna rejuvenecedora” que no implica una edición del genoma y provoca una mínima respuesta inmune.

Con todo, Liz Parrish se suma al elenco de voces de autoridad sobre longevidad que se darán cita los días 13, 14 y 15 de noviembre en el Longevity World Forum. Este será el caso de, por ejemplo, María Blasco, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos); Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.); Avan Sayer, directora del Instituto de Envejecimiento de Newcastle (Reino Unido); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as.

De este modo, la segunda edición del Longevity World Forum se centrará en abordar la innovación científica, explicando las últimas investigaciones que se están realizando actualmente en el campo de la longevidad; en las pautas que se han probado recientemente como idóneas para envejecer con salud; y en los efectos socio-económicos que implica una esperanza de vida creciente.

El Longevity World Forum convertirá a Valencia en la capital científica mundial del envejecimiento saludable

No se trata solo de vivir más, sino de vivir mejor. Esta es una de las cuestiones que más interesan a la sociedad en general de un tiempo a esta parte y, asimismo, que está centrando muchos trabajos de investigación. Así, Valencia se consolidará como capital científica al acoger por segundo año consecutivo el Longevity World Forum, congreso internacional pionero en Europa por su enfoque para abordar la esperanza de vida y el envejecimiento saludable.

El encuentro de 2019 tendrá lugar los días 13, 14 y 15 de noviembre, cuando profesionales de todo el mundo se darán cita para compartir conocimiento y experiencias al respecto. En concreto, la atención se centrará en la innovación científica, explicando las últimas investigaciones que se están realizando actualmente en el campo de la longevidad; en las pautas que se han probado recientemente como idóneas para envejecer con salud; y en los efectos socio-económicos que implica una esperanza de vida creciente.

Las principales voces de autoridad sobre longevidad

Entre las personas participantes en el Longevity World Forum destacan María Blasco, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), cuyo equipo ha logrado recientemente aumentar la longevidad sin intervención genética en modelos de ratón nacidos con telómeros más largos de lo habitual; o Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), quien acaba de descubrir que el principio activo del extracto de la Digitalis o dedalera es capaz de eliminar de forma selectiva las células senescentes.

Además, se contará con la intervención de Pura Muñoz, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), quien este año ha recibido el Premio de Investigación Médica Jaume I por sus aportaciones en los mecanismos moleculares del envejecimiento; y de Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) liderando investigaciones sobre senescencia y plasticidad celular.

Un congreso de proyección sin fronteras

Por su parte, en clave internacional sobresalen nombres como el de Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos); Maria Entraigues Abramson, Coordinadora Global de Divulgación y Desarrollo de SENS Research Foundation (EE.UU.); Avan Sayer, directora del Instituto de Envejecimiento de Newcastle (Reino Unido); Reason, cofundador de Repair Biotechnologies, Inc. (EE.UU.); Bruno Vellas, doctor de la Unidad de Envejecimiento del Hospital Universitario Gerontopole de Toulouse (Francia); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos); entre otros/as.

A pesar de tratarse de una segunda edición, el Longevity World Forum ya ha sumado también los apoyos de entidades reconocidas internacionalmente por su actividad en materia de longevidad humana. Por ejemplo, este sería el caso de Calico, la empresa biotecnológica de Google; General Electric Healthcare; la división de soluciones médicas de dicha compañía multinacional; o Siemens Healthineers, un grupo de empresas de tecnología médica. Con todo, España se está convirtiendo el foro mundial por excelencia sobre envejecimiento saludable.

El gasto de una persona con dependencia severa es 13.300 euros anuales superior al de una persona mayor sana

La fragilidad, entendida como “un estado de mayor vulnerabilidad al estrés que conlleva un aumento del riesgo de dependencia, deterioro funcional, hospitalización y mortalidad en personas ancianas”, se trata de “un problema muy importante para la sociedad”, según afirma Mari Carmen Gómez Cabrera, doctora en fisiología de la Universitat de València. Prueba de ello es que el gasto de manutención de una persona mayor con dependencia severa es de 14.000 euros/año, mientras que una persona mayor vigorosa requiere 700 euros/año.

Siguiendo con la información facilidata por la Dra. Gómez Cabrera, la fragilidad afecta actualmente a 2.5 millones de personas en España. Asimismo, matiza que nuestro país es uno de los cinco de la Unión Europea con mayor número de personas en riesgo de desarrollar dicha condición. Con todo, hace hincapié en la necesidad de promover estudios al respecto. “Los retornos de las intervenciones en fragilidad serían enormes, tanto para la sociedad como para las personas que sufren el envejecimiento no saludable que queremos prevenir”, afirma.

La fragilidad se puede revertir

Justamente, el grupo de investigación Freshage en el que la Dra. Gómez Cabrera trabaja ha publicado un ensayo clínico en colaboración con el Hospital de la Ribera en el cual se demuestra la reversión en fragilidad gracias a la actividad física. “Encontramos que los/as pacientes frágiles que siguieron un programa de ejercicio multicomponente durante seis meses fueron capaces de revertir la fragilidad de forma muy significativa, lo cual se acompañó de mejoras antropométricas, funcionales, cognitivas, sociales y emocionales relevantes”, explica.

El envejecimiento saludable centrará la intervención de la Dra. Gómez Cabrera en el Longevity World Forum, el congreso internacional que tendrá lugar los días 13, 14 y 15 de noviembre en Valencia, donde coincidirá con referentes científicos en esta materia como María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que recientemente ha logrado aumentar la longevidad sin intervención genética en modelos de ratón nacidos con telómeros más largos de lo habitual; o Manuel Collado, jefe del laboratorio de células madre en cáncer y envejecimiento en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), quien acaba de descubrir que el principio activo del extracto de la Digitalis o dedalera es capaz de eliminar de forma selectiva las células senescentes.

También será el caso de Pura Muñoz, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), quien este año ha recibido el Premio de Investigación Médica Jaume I por sus aportaciones en los mecanismos moleculares del envejecimiento; o de Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) liderando investigaciones sobre senescencia y plasticidad celular; entre otros/as.