Carlos F. Sánchez Ferrer: “Fármacos capaces de inhibir las acciones de las adipoquinas pueden tener un efecto beneficioso sobre las arterias, revirtiendo incluso el envejecimiento vascular”

La primera sesión de #Longevity19 ofrecerá una aproximación a la longevidad desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, el catedrático Carlos F. Sánchez Ferrer explicará las nuevas dianas farmacológicas que existen contra el envejecimiento vascular. Su formación y experiencia le avalan como voz referente en el sector en el que se enmarca este congreso mundial.

En su opinión, ¿cuál ha sido el avance más importante durante el último año en materia de esperanza y calidad de vida?  

No estoy seguro de que haya habido un avance en concreto muy superior a los demás. Creo que existe un acúmulo progresivo de información y que este incremento en cantidad proporcionará eventualmente avances cualitativos.

¿Qué mecanismos del envejecimiento cardiovascular humano se pueden tratar, frenar o revertir?

Ya en el siglo XVIII, Thomas Sydenham, un médico inglés, afirmaba que “A man is as old as his arteries are”, es decir, que un hombre es tan viejo como lo son sus arterias; afirmación que, por supuesto, también vale para las mujeres. Este envejecimiento se puede frenar e, incluso, revertir mediante la implantación de estilos de vida saludables, incluyendo la dieta mediterránea y el ejercicio físico.

Desde el punto de vista farmacológico, sabemos también que algunos de los medicamentos que utilizamos para tratar enfermedades como la hipertensión y la hipercolesterolemia tienen efectos positivos y retrasan el envejecimiento cardiovascular. Las estatinas, que reducen los niveles del colesterol LDL (el “malo”), tienen acciones beneficiosas en las arterias no sólo por este mecanismo, sino por otros, todavía en estudio, que reciben el nombre de efectos “pleiotrópicos”. Los fármacos inhibidores del sistema renina angiotensina, ampliamente utilizados en el tratamiento de la hipertensión arterial, sabemos también que reducen varios procesos patológicos asociados al envejecimiento vascular.

Por otra parte, hay enfermedades metabólicas que tiene consecuencias a veces catastróficas para el sistema cardiovascular, como es la diabetes mellitus tipo 2, característica de personas de cierta edad y, frecuentemente, asociada a la obesidad. De hecho, se consideran enfermedades progéricas, es decir, enfermedades que favorecen el envejecimiento. Hoy en día, para el tratamiento de estas enfermedades, que se denominan cardiometabólicas, se considera crucial encontrar fármacos que no sólo mejoren los aspectos metabólicos, sino sobre todo las consecuencias cardiovasculares.

¿Qué investigaciones se están desarrollando desde el ámbito farmacológico sobre dicha materia?

En obesidad y diabetes mellitus, el tejido adiposo hipertrofiado es capaz de producir y liberar diferentes sustancias, que se denominan adipocitoquinas o adipoquinas, y que ahora se utilizan como marcadores de enfermedad, es decir, su presencia se considera diagnóstica o pronóstica. Nosotros consideramos que estas sustancias, per se, pueden tener efectos dañinos en las arterias y son, por tanto, mediadores que originan el desarrollo de enfermedad cardiovascular. Si esta hipótesis se confirma, las adipoquinas se convertirían en dianas terapéuticas, es decir, en objetivos para nuevos fármacos que antagonizaran estos efectos perjudiciales.

¿Cuáles son las aplicaciones reales (ya en pacientes) de vuestro trabajo hasta el momento?

Las aplicaciones en pacientes no suelen surgir del trabajo de un sólo grupo, sino de muchos y durante muchos años. Nuestro grupo está trabajando sobre todo en analizar los mecanismos de daño vascular de tres adipoquinas (hay muchas más), que son dos enzimas (dipeptidilpeptidasa IV y visfatina), así como una citoquina pro-inflamatoria (interleuquina-1). En este sentido, hay fármacos en el mercado capaces de inhibir la dipeptidilpeptidasa IV, que se usan en el tratamiento de la diabetes mellitus y cuyo efecto sobre la enfermedad vascular está en estudio. También existen moléculas recombinantes y anticuerpos monoclonales que antagonizan la interleuquina-1. Existen ensayos clínicos recientes que sugieren que este último tipo de fármacos pueden ser de gran utilidad en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

¿Podemos hablar de algunos avances notables en el futuro próximo?

Nosotros pensamos que aquellos fármacos capaces de inhibir las acciones de las adipoquinas pueden tener un efecto beneficioso sobre las arterias, retrasando o, incluso, revirtiendo el envejecimiento vascular. Hay datos experimentales que apuntan en esa dirección y esperamos que en los próximos años estos datos esperanzadores se confirmen en los correspondientes ensayos clínicos adecuados para que puedan ser aplicados en la población general.

¿Por qué considera que es importante que la comunidad científica en particular y la sociedad en general centren su atención en la longevidad?

Una de las características más importantes de nuestra sociedad es el envejecimiento de la población. Vivimos más tiempo y en mejores condiciones y cada vez tenemos más información acerca de los aspectos que favorecen la longevidad, tanto desde el punto de vista genético y biológico como ambiental y social. De hecho, un punto muy importante, en nuestra opinión, es no sólo prolongar la vida, sino sobre todo hacerlo en las mejores condiciones físicas, intelectuales, psicológicas y sociales. Todo ello requiere la participación de diferentes disciplinas científicas y humanísticas, así como un enfoque global por parte de toda la sociedad.

¿Qué diría que significa un encuentro como el Longevity World Forum y por qué has decidido participar?

Es la oportunidad de conocer diferentes puntos de vista, científicos, sociales, económicos éticos, etc., sobre un tema de tanta relevancia como es el envejecimiento humano. Asimismo, es también la oportunidad de difundir nuestro trabajo no sólo en la comunidad de especialistas científicos, sino en la sociedad en general.

Manuel Collado: “Nuestro objetivo debe ser llegar en mejor estado de salud a edad avanzada y permanecer libres de enfermedad el mayor tiempo posible”

El Dr. Manuel Collado será uno de los ponentes en la primera sesión de #Longevity19, la cual se centrará en profundizar en la longevidad gracias a la exposición de diferentes investigaciones, desde más básicas hasta aplicadas, que se están realizando actualmente en dicho ámbito. En esta breve entrevista ofrece una aproximación a su perspectiva y a su trabajo.

¿Por qué considera que es importante que la comunidad científica en particular y la sociedad en general centren su atención en la longevidad?

La sociedad actual está marcada por el enorme aumento de la longevidad experimentado en las últimas décadas. Esta mayor longevidad conlleva un cambio radical en la estructura y composición de nuestra sociedad con importantes consecuencias, fundamentalmente en la salud. El envejecimiento es el principal factor debilitante de nuestra salud y causa última de una enorme cantidad de enfermedades que conllevan aumento en la dependencia y en la mortalidad. Atender a los mecanismos básicos que contribuyen al envejecimiento podría aportarnos nuevas formas de prevención y tratamiento de las bases comunes a un gran número de patologías.

¿Qué diría que significa un encuentro como el Longevity World Forum y por qué ha decidido participar?

El Longevity World Forum es una ocasión excepcional para encontrarse con grandes líderes en el campo de la longevidad y el estudio de las bases del envejecimiento, una oportunidad única de aprender de primera mano las últimas tendencias en este campo que están experimentando un enorme avance que podría suponer un cambio radical en nuestra forma de entender y abordar esta área de conocimiento.

¿Qué debemos entender por senescencia celular y qué incidencia tiene sobre el envejecimiento?

La senescencia celular es un proceso que se desata en las células del organismo como respuesta a diversos daños experimentados a lo largo de tiempo. Como tal, cumple un papel positivo defendiéndonos de estas agresiones; pero conforme avanza la edad estas células dañadas se acumulan en nuestros tejidos perjudicando la función normal de los mismos e, incluso, induciendo cambios que deterioran su actividad. Hoy en día tenemos suficientes evidencias para afirmar que esta acumulación de células senescentes contribuye significativamente a una gran cantidad de las denominadas enfermedades asociadas al envejecimiento e, incluso, se ha podido demostrar que eliminarlas específicamente permite mejorar el estado de salud a edad avanzada en modelos animales experimentales.

¿Cómo cree que evolucionará nuestra esperanza y calidad de vida en la próxima década?

La esperanza de vida ha aumentado a un ritmo constante y sostenido a lo largo ya de más de un siglo. Existen discrepancias con respecto a la posibilidad de superar una edad máxima para la población humana e, incluso, se discute que podamos seguir aumentado aún más la esperanza de vida media. Sin embargo, los datos nos muestran que nuestra esperanza de vida sigue aumentando y que esta mayor longevidad viene siempre acompañada de un periodo de vida saludable mayor. Nuestro objetivo debe ser llegar en mejor estado de salud a edad avanzada y permanecer libres de enfermedad el mayor tiempo posible. Pero todo esto solo será posible con mayor inversión tanto en investigación como en salud.

¿En qué está trabajando actualmente desde CHUS e IDIS?

Nuestro laboratorio del IDIS tiene como uno de sus objetivos fundamentales el estudio de la senescencia celular. Nos interesa entender mejor este proceso: cuáles son sus funciones fisiológicas, cómo contribuye a las patologías, cómo podemos alterar aumentando o eliminando las células senescentes.

En su opinión, ¿cuál ha sido el avance más importante en materia de longevidad desde el año pasado?

Todas las contribuciones de diversos grupos que han demostrado sin duda la contribución de las células senescentes a muy diversas patologías asociadas al envejecimiento y cómo es posible intervenir terapéuticamente en ellas eliminando selectivamente estas células.

Marc Ramis: “Estamos tratando por primera vez enfermedades asociadas a la edad a partir de mecanismos asociados a la senescencia”

El Dr. Marc Ramis se define como un apasionado del emprendimiento en el ámbito de las llamadas ciencias de la vida. Por ejemplo, el pasado verano de 2017 se embarcó junto con el Dr. Manuel Serrano y otros investigadores en la creación de Senolytic Therapeutics, una compañía que desarrolla innovadores fármacos senolíticos, es decir, basados en la senescencia celular. “Nos enfrentamos a muchos retos porque se trata de un campo nuevo. Existe mucha incertidumbre desde el punto de vista del desarrollo, pero es un área con mucho futuro y un alto impacto, ya que vivimos en una sociedad cada vez más envejecida. Estamos tratando por primera vez enfermedades asociadas a la edad a partir de mecanismos asociados a la senescencia”, afirma.

Ramis explica que, de momento, se puede hablar de brillantes trabajos académicos y preclínicos. No obstante, matiza que “vivimos justamente un momento clave en este sentido”, ya que todo el conocimiento en torno al concepto de senescencia celular se está empezando a transferir al mercado. Es más: desde Senolytic Therapeutics tienen previsto realizar la primera prueba de forma sistémica sobre humanos en 2020. Siguiendo con sus palabras: “Trasladaremos los datos de desarrollo preclínico de esta ciencia al ensayo clínico el año que viene”.

Con todo, la senescencia celular está cobrando especial protagonismo de un tiempo a esta parte, ya que desde entidades como Senolytic Therapeutics está demostrando su relación directa con diferentes patologías y el envejecimiento. Por ejemplo, su eliminación o la reducción de su número se está relacionando con el aumento de la esperanza de vida con calidad de pacientes con fibrosis pulmonar.

El Dr. Marc Ramis expondrá los últimos avances en este sentido en la segunda edición del Longevity World Forum. En concreto, participará en la segunda sesión dedicada al I+D+i en la longevidad. “El valor diferencial de este congreso internacional es su impacto social, porque sirve como un foro que permite transmitir el concepto de ageing a la sociedad”, concluye.

Longevity World Forum

Longevity World Forum centra su segunda edición en la innovación científica y el envejecimiento saludable

La organización del Longevity World Forum, congreso pionero a nivel mundial, ha confirmado los bloques temáticos en los que centrará su segunda edición, la cual tendrá lugar los días 14 y 15 de noviembre en el Palacio de Congresos de Valencia. En concreto, la innovación científica relacionada con la mayor longevidad y calidad de vida, así como el envejecimiento saludable, serán dos de los ejes principales del encuentro en 2019.

Por otra parte, las últimas investigaciones que se están realizando actualmente en el campo de la longevidad y los efectos socio-económicos que implica una sociedad con una esperanza de vida cada vez mayor serán las otras dos cuestiones que se abordarán en ambas jornadas, cuando profesionales referentes a nivel mundial de los sectores implicados en esta materia se darán cita un año más.

Este será el caso de, por ejemplo, Rafael de Cabo, jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore; Manuel Serrano, doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona); o Álvaro Pascual-Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard, entre otros.

El Longevity World Forum se ha posicionado como el punto de encuentro para la comunidad científica mundial, así como para agentes de la academia y de la industria procedentes de diferentes países, cuyo trabajo está íntimamente relacionado con el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento saludable. El congreso cuenta con el respaldo de la Real Academia de Medicina junto con otras instituciones públicas y privadas del sector biosanitario y biotecnológico.

Longevity World Forum Farmaforum 2019

Longevity World Forum presenta su edición de 2019 en Farmaforum

El Longevity World Forum aborda la esperanza de vida desde múltiples perspectivas, entre las que se encuentra la industria farmacéutica. Por ello, tras su puesta en marcha el pasado noviembre de 2018, este congreso mundial pionero en Europa ha decidido participar en Farmaforum, el encuentro referente a nivel nacional de dicho sector, que en 2019 celebra su sexta edición.

En concreto, Farmaforum se ha consolidado como el evento más importante de la industria farmacéutica en España. Además, ha conseguido ampliar su temática y, también, establecer sinergias con la industria biotecnológica y la industria cosmética, lo cual se ha materializado en áreas especiales: Biotechforum y Cosméticaforum. Asimismo, esta cita comprende desde el año pasado el llamado Labforum, que consiste en una feria complementaria y paralela, la cual está enfocada a la nueva generación de cualquier laboratorio de investigación o analítica.

Con todo, Farmaforum se plantea como un escaparate perfecto para que Longevity World Forum presente su próxima edición, que tendrá lugar los días 14 y 15 de noviembre de 2019 en el Palacio de Congresos de Valencia, ciudad que se reafirma como capital científica a nivel global al acoger de nuevo este encuentro.

El Longevity World Forum, por tanto, servirá por segundo año consecutivo como punto de encuentro para la comunidad científica mundial, así como para agentes de la academia y de la industria procedentes de diferentes países, cuyo trabajo está íntimamente relacionado con el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento saludable.

Una mayor profundización en el concepto de longevidad humana, la importancia del I+D+i en esta cuestión, sus implicaciones socio-económicas y las pautas para vivir no solo más, sino también con mejor calidad, serán algunas de las cuestiones que se abordarán en #Longevity19.

El registro para la segunda edición del Longevity World Forum ya está abierto en la web oficial.

Longevity World Forum confirma Valencia como su sede en 2019

Tras el éxito logrado en su estreno a finales del pasado 2018, en el propio acto de clausura del primer Longevity World Forum se anunció que habría segunda edición. Ahora, la organización de este congreso mundial y pionero en Europa sobre longevidad humana ha confirmado que, en concreto, será los días 14 y 15 de noviembre del presente 2019 en el Palacio de Congresos de Valencia, ciudad que se consolida de este modo como capital científica a escala global.

Esta decisión ha venido dada por el buen contexto que ofrece Valencia actualmente, donde el ámbito académico y científico, así como de la innovación e investigación, presentan un notable desarrollo. A ello se suma un creciente cluster de biotecnología y biomedicina que comprende a numerosas empresas y organizaciones de proyección nacional e internacional. Con todo, la organización del Longevity World Forum ha optado una vez más por la capital del Turia frente a otras candidaturas de sede en Europa.

Con todo, Valencia servirá por segundo año consecutivo como punto de encuentro para la comunidad científica mundial, así como para agentes de la academia y de la industria procedentes de diferentes países, cuyo trabajo está íntimamente relacionado con el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento saludable. De esta forma, la longevidad humana volverá a ser abordada desde distintas perspectivas, generando conocimiento multidisciplinar y mostrando los últimos avances en esta materia. En definitiva, la organización del Longevity World Forum aspira a superar el buen resultado de su primera edición, cuando contó con más de 400 personas asistentes y un programa que incluía a más de 20 de ponentes de primer nivel. Por ejemplo, este fue el caso de Aubrey de Grey, el afamado biogerontólogo fundador de la organización estadounidense SENS Research Foundation; Ángela Nieto, directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante UMH-CSIC; María Blasco, directora del prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO); José Viña y Federico Pallardó, catedráticos de Fisiología en la Universitat de València; Lissette Otero, médica jefe y directora de laboratorio de Life Length; Maria Chatzou, CEO de Lifebit; Manuel Pérez Alonso, Catedrático de Genética de la UV; o Manuel Corpas, fundador y CEO de Cambridge Precision Medicine; entre otras voces relevantes.

Valencia: Longevity World Forum. Daniel Duart/Talentum.

La comunidad científica comparte un “tsunami de conocimiento” sobre envejecimiento saludable en el Longevity World Forum

“Somos una sociedad cada vez más envejecida y esto es un reto”. Con estas palabras comenzaba Manuel Pérez Alonso, catedrático de Genética de la Universitat de València, el discurso de clausura del Longevity World Forum, el primer congreso de Europa centrado en el estudio de la esperanza de vida y la mejora de su calidad por eso mismo: es un hecho irreversible que la longevidad humana aumenta progresivamente y que ello tiene consecuencias en numerosos ámbitos, por lo que merece un foro mundial de reflexión.

Justamente, con esta intención ha nacido el Longevity World Forum, que en su primera edición celebrada en el Palacio de Congresos de Valencia ha logrado reunir a más de 400 personas que durante dos jornadas han tenido la oportunidad de profundizar en materias como la genómica, la nutrición, la medicina de precisión o la biotecnología en torno al envejecimiento de la mano de referentes internacionales de la comunidad científica, quienes han compartido su conocimiento, informado sobre últimos avances y analizado nuevos retos.

“No se puede tratar directamente el envejecimiento, pero sí tratar las enfermedades que van apareciendo como consecuencia de este proceso natural”, ha explicado María Blasco, la directora del prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quien ha sido una de las ponentes del congreso junto con otros profesionales como Ángela Nieto, la directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante UMH-CSIC, que acaba de recibir el ASEICA Cancer Research Award 2018 a la mejor trayectoria investigadora; o el afamado biogerontólogo Aubrey de Grey, fundador de la organización estadounidense SENS Research Foundation, que protagonizó la última sesión del encuentro en la que defendió que combatir el envejecimiento como un problema médico será posible en un futuro próximo.

En total, más de 20 personas han completado un plantel de ponentes de primer nivel que ha permitido aunar las perspectivas del ámbito científico, académico y de la industria para “conocer los mecanismos que afectan al envejecimiento, desarrollar estrategias que permitan retrasarlo y tratar mejor las patologías asociadas a la edad”, siguiendo con las palabras de cierre de Manuel Pérez Alonso. Además, se ha concluido que “el futuro es una medicina integradora y multidisciplinar” que se apoye en la información genómica y aplique inteligencia artificial, así como que una “receta de la vejez saludable” comprendería “responsabilidad sobre la dieta propia, hacer ejercicio físico adaptado a la situación de cada persona y mantener las relaciones sociales vivas”.

Con todo, desde la organización del Longevity World Forum manifiestan satisfacción por la buena acogida de su estreno y por haber cumplido el objetivo de “trasladar un tsunami de conocimiento” en beneficio de la sociedad en general. Con todo, ya han confirmado que se celebrará una segunda edición en noviembre del próximo 2019, de manera que la cita se consolide como un encuentro anual de carácter internacional.

Aubrey de Grey Longevity

El debate sobre medicina de precisión y biotecnología ponen el broche final al primer Longevity World Forum

El Longevity World Forum ha celebrado su segunda y última jornada centrando la atención en dos disciplinas que se plantean fundamentales para garantizar una mayor y mejor esperanza de vida: la medicina de precisión y la biotecnología. Cada una ha protagonizado una sesión que ha contado, nuevamente, con voces referentes no solo del ámbito científico, sino también de la industria, lo cual ha permitido ofrecer una visión más holística sobre la longevidad humana.

En concreto, Manuel Corpas, fundador y CEO de Cambridge Precision Medicine, ha sido el encargado de inaugurar el día demostrando cómo la secuenciación del genoma completo es una herramienta clave en la práctica clínica para prolongar la vida y la salud de las personas. A ello se ha sumado el testimonio de Jorge Cortell, CEO de Kanteron Systems, quien ha explicado cómo su start-up ayuda a introducir integrar datos desde la imagen en el flujo de trabajo de medicina con vistas a que sea más certera y personalizada.

Siguiendo en esta línea, Ana Sabater, directora asociada de Eugenomic, ha puesto el acento en la farmacogenética y su importancia para conseguir que las prescripciones de los medicamentos sean más seguras y, por tanto, eso se traduzca en una medicina más eficiente. Por su parte, Arancha Galán, subdirectora del laboratorio FIV de IVI, ha desmontado la idea generalizada de una juventud eterna, concienciando sobre la necesidad de pensar en mecanismos para conservar la fertilidad, mucho más ahora que la esperanza de vida es más prolongada.

Todos ellos junto con Pablo Marín, Director Bioinformática de Kanteron Systems; Juan Sabater, presidente de Eugenomic; Elisa Tarazona, directora de operaciones de Ribera Salud; y Gonçal Lloveras, director general de Clínica Diagonal de Barcelona, han participado, además, en sendas mesas redondas que han abordado el potencial del Big Data en la gestión de la salud, por un lado, y el papel de las clínicas, laboratorios y hospitales en el nuevo paradigma médico, por otro.

La cuarta sesión, desarrollada a lo largo de la tarde, ha contado con las aportaciones de Tom Stubbs y Attila Csordas, fundadores y CEO de Chronomics y AgeCurve Limited, respectivamente. Ambos han expuesto cómo sus start-ups ofrecen servicios que ya permiten obtener información de la genética o biomarcadores con vistas a desarrollar una medicina preventiva.

Entre medias ha sido el turno del esperado Aubrey de Grey, el afamado biogerontólogo fundador de la organización estadounidense SENS Research Foundation, que ha argumentado que el envejecimiento se podrá tratar como un problema médico en un futuro próximo. Es decir: que el envejecimiento no será como una infección a eliminar del cuerpo humano, pero sí como otras enfermedades que se deben a la “acumulación de daño” en el cuerpo humano.

La recta final de la jornada ha venido de la mano de Lissette Otero, CMO y directora de laboratorio de Life Length, quien ha desgranado las diferentes variables que existen asociadas a los telomeros, la edad y el cáncer. Por último, Ángel Alberich, fundador y CEO de Quibim, ha ejemplificado las aplicaciones médicas que la inteligencia artificial ya tiene actualmente y qué ventajas tiene con vistas a garantizar una longevidad saludable.

Con todo, el Longevity World Forum se ha cerrado compartiendo las principales conclusiones de ambas jornadas en la voz de Manuel Pérez Alonso, catedrático de genómica perteneciente al comité científico y organizador del congreso, quien ya ha confirmado que se celebrará una segunda edición en noviembre de 2019 vista la buena acogida obtenida en este año de estreno.

La comunidad científica propone otra aproximación al envejecimiento desde el Longevity World Forum

El desarrollo embrionario, aunque resulte paradójico, guarda relación con el envejecimiento, ha reconocido Ángela Nieto en el Longevity World Forum. La directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante UMH-CSIC, quien acaba de recibir el ASEICA Cancer Research Award 2018 a la mejor trayectoria investigadora, ha sido una de las participantes en la primera jornada de este congreso, donde ha explicado que existen “prometedoras dianas terapéuticas” en cuanto a la degeneración de los órganos que se pueden traducir en una mayor y mejor esperanza de vida.

Por su parte, la también ponente en este encuentro científico pionero María Blasco, directora del prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha puesto el acento en el estudio de los telómeros y la telomerasa, ya que se ha probado que tienen un efecto directo en el desarrollo de determinadas patologías asociadas al aumento de la edad. “No se puede tratar directamente el envejecimiento, pero sí tratar las enfermedades que van apareciendo como consecuencia de este proceso natural”, ha explicado.

José Viña y Federico Pallardó, ambos catedráticos de Fisiología en la Universitat de València (UV), han sido otros de los profesionales destacados en la primera jornada del Longevity World Forum. En concreto, Federico Pallardó ha argumentado que el envejecimiento es un proceso fisiológico que puede retrasarse gracias a mecanismos epigenéticos, mientras que José Viña ha defendido que la nutrición y el ejercicio físico pueden considerarse “nuevos medicamentos”, sobre todo debido a su influencia sobre la fragilidad asociada a la vejez.

Las ponencias de Mercedes Aguirre, la directora de Laboratorios Nua Biological Innovations, y de Mari Carmen Gómez, profesora del departamento de Fisiología de la UV, han seguido en esta misma línea utilizando ejemplos como la enfermedad de Alzheimer para probar la importancia de la dieta y la actividad física con vistas a lograr un envejecimiento saludable.

Con todo, el Longevity World Forum está consiguiendo el objetivo marcado con su puesta en marcha: servir como un foro mundial para intercambiar conocimiento en torno al aumento de la esperanza de vida y la mejora de su calidad desde una perspectiva puramente científica. El congreso celebrará mañana su segunda y última jornada, en la cual destaca la intervención Aubrey de Grey, el afamado biogerontólogo fundador de la organización estadounidense SENS Research Foundation, entre otros profesionales que profundizarán en especialidades como la medicina de precisión y la biotecnología.

Arranca el #Longevity18: El estudio para una mayor y mejor esperanza de vida se centra en Valencia

El Longevity World Forum ya es una realidad: el primer congreso celebrado en toda Europa sobre medicina de precisión y genómica ha dado el pistoletazo de salida con un acto de inauguración que ha reunido en el Palacio de Congresos a cerca de 400 personas. “Se trata de una apuesta arriesgada, pero necesaria para disfrutar de mejor calidad de vida. Hacerlo a partir del conocimiento científico aporta mayor seguridad”, ha afirmado Maite Girau, regidora de Deportes y Salud, quien ha acudido en representación del Ayuntamiento de Valencia.

Ahora, referentes internacionales de la comunidad científica se sucederán durante dos jornadas ofreciendo ponencias y participando en mesas redondas con el objetivo de generar un foro mundial sobre la esperanza de vida y la mejora de su calidad. Este será el caso de, por ejemplo, Aubrey de Grey, el afamado biogerontólogo fundador de la organización estadounidense SENS Research Foundation, o de Ángela Nieto, directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante UMH-CSIC, quien acaba de recibir el ASEICA Cancer Research Award 2018 a la mejor trayectoria investigadora.

En total, más de 20 profesionales intervendrán en este intercambio de conocimiento sin precedentes, el cual convertirá Valencia en una capital científica de orden mundial. Así, también destacan José Viña y Federico Pallardó, catedráticos de Fisiología en la Universitat de València; María Blasco, la directora del prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO); Manuel Pérez Alonso, Catedrático de Genética de la UV; Manuel Corpas, fundador y CEO de Cambridge Precision Medicine; Lissette Otero, médica jefe y directora de laboratorio de Life Length; o Maria Chatzou, CEO de Lifebit; entre otras voces relevantes.

Con todo, materias como la epigenética, la nutrición, la medicina P4 – predictiva, preventiva, personalizada y participativa –, la farmacología o la biotecnología pasarán a ser protagonistas del debate científico en torno a la longevidad humana gracias a un completo programa en el que también se han incluido las perspectivas del ámbito sanitario y académico, así como de la industria. “La idea es aportar una perspectiva multidisciplinar e implicar, también, a toda la sociedad. Además, deseo que las conclusiones puedan llegar a las administraciones, porque es fundamental que desde las políticas públicas tengamos en cuenta todos esos avances”, ha concluido Maite Girau.